—13 dicembre 2017

da Celeste Romero

Il 13 dicembre il dr Andy Blake direttore nazionale della Salute mentale e delle Dipendenze della Repubblica Argentina si è dimesso dal suo incarico, a seguito della istituzione di una commissione per la revisione del decreto di regolamentazione della Legge di salute mentale 26 657.

Contro tale decreto, che riproponeva la centralità dell’ospedale psichiatrico segnando un significativo arretramento nei diritti e nelle libertà fondamentali, movimenti, associazioni, operatori, cittadini si erano mobilitati in tutto il paese in difesa della legge nazionale.
Organismi internazionali, tra cui Conferenza Basaglia e il Centro Collaborativo WHO di Trieste, sono intervenuti presso il Ministro della salute, dr Rubinstein, per la non modifica della legge 26 657 e chiedendo la sua piena attuazione attraverso l’implementazione dei servizi di salute mentale comunitari.

 

Quiero compartir esto con Uds. un balance personal de estos 2 años de gestión Fueron dos años muy intensos para mí en muchos aspectos.
Por eso en primer termino quiero decirles GRACIAS.

El 4 de diciembre hemos hecho una actividad de la DNSMyA en la Academia Nacional de Medicina donde la Dirección ha agradecido a todos los que han colaborado con las actividades que hemos realizado. Ese agradecimiento es extensivo a Uds. Me siento agradecido por lo que he aprendido, por lo que me han enseñado y por lo que me han estimulado. Incluso sin saberlo y sin proponérselo Uds. han colaborado de una u otra forma para que pueda aprender y me han estimulado para intentar mejorar. A todos Gracias.

En lo personal he llegado al máximo lugar que un psiquiatra argentino desearía haber llegado, ha sido una gran oportunidad que la vida me ha dado, la agradezco y me siento, siempre me sentí, muy halagado por la distinción que eso significa, por lo menos para mí. Como médico me ha dado la posibilidad de intentar poner en práctica lo que decía Rudolf Virchow “La medicina es ciencia social, y la política no es otra cosa que medicina en gran escala”. Por supuesto no creo haberlo logrado, pero agradezco haber tenido esa posibilidad.

Soy una persona optimista, porque como dice Chesterton «El optimismo es creer en los demás” y a mí me gusta creer que la gente quiere hacer lo mejor y no ser “sólo una sombra proyectada de una sociedad” (Ingenieros “hombre mediocre”). Creo que todos buscamos hacer lo mejor que, quiero creer eso y quiero creer que seguirán haciendo lo mejor que pueden. Porque «La peor derrota de una persona es cuando pierde su entusiasmo.» H.W. Arnold.

Sin embargo, cómo el futuro es algo incierto, el jueves se me planteó una situación compleja, para mí. Se hará una nueva comisión para debatir el decreto reglamentario de la ley de salud mental, la intención es genera un consenso sobre el tema. Esto me obliga a tomar una decisión, que ya he concretado, he puesto a disposición del ministro mi renuncia porque en este tema no creo ser la persona adecuada para eso y debo retirarme.

Supongo que estas líneas generaran sentimientos disímiles entre uds. tan diversos como somos las

personas. En mí me genera incertidumbre de futuro, satisfacción por lo hecho, frustración por lo que me hubiera gustado hacer, gratitud por lo que uds. me enseñaron y tristeza por tener que alejarme de un grupo que me gusta como se está desarrollando.

Gracias a todos, Andy Blake. 

 

 

0 Commenti

Lascia una risposta

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.